St Benedict’s Secondary School

John Lewis CSRChichester College

“Ayudando a los alumnos a tener más autoconocimiento les capacitamos para que dirijan su propio comportamiento y resuelvan problemas por sí mismos.”

St Benedict's es una pequeña escuela superior católica de estudiantes de entre 13 y 18 años. La escuela está excelentemente calificada por Ofsted, constantemente se encuentra entre las mejores escuelas de Suffolk según los resultados del GCSE y A-level, y está colocada en una alta posición a nivel nacional. El objetivo de la escuela es conseguir que los alumnos sean unos "‘cristianos eficaces en el mundo moderno'. Reconociendo la importancia única de cada estudiante, buscan garantizar que todos son ayudados y reciben orientación para alcanzar su pleno potencial.

El desafío

Andy Watts, subdirector, nos explica. “La escuela creía que algunos alumnos no estaban alcanzando su potencial como resultado de una falta de implicación o un mal comportamiento. Queríamos reducir el número de indicadores de rendimiento negativos para este grupo, incluyendo expulsiones externas, castigos, expulsiones de clase y referencias negativas.”

La solución

La escuela llevó a cabo un estudio piloto usando las evaluaciones de Thomas para mejorar el rendimiento de alumnos con bajo desempeño y el comportamiento de estudiantes problemáticos.

La intención era conseguir que los alumnos se conocieran mejor y animarles a asumir más responsabilidad personal por su comportamiento.
 

El estudio fue cofinanciado por St Benedict's y por la administración local. Seis miembros del personal abarcando una serie de funciones (incluyendo al Director de Inglés, el Coordinador y el Director de apoyo al comportamiento) fueron formados para administrar, interpretar y dar feedback de la evaluación de comportamiento (APP), la evaluación de aptitudes y capacidades (GIA) y la evaluación del rasgo de inteligencia emocional (TEIQue) de Thomas.

Se identificaron 63 alumnos como potenciales participantes para el estudio y se dividieron en dos grupos: aquellos que mostraban comportamientos desafiantes y aquellos que tenían bajo rendimiento con falta de implicación.

Los resultados

“El impacto de las evaluaciones fue tremendo, con una reducción de más del 90% de las expulsiones externas, castigos, expulsiones de clase y referencias negativas.”

“Entre los que tenían los peores registros de asistencia, ésta mejoró y se incrementaron las referencias positivas respecto al período previo a las evaluaciones, pasando de 1 a 28 después de entregar el feedback.”

Una vez que los alumnos recibieron su feedback, su comportamiento cambió rápidamente. Ayudando a los estudiantes a tener más autoconocimiento les capacitamos para que dirijan su propio comportamiento y resuelvan problemas por sí mismos.

“Por ejemplo, uno de los alumnos que era agresivo en clase y pasaba un gran cantidad de tiempo cumpliendo castigos, transformó su comportamiento después de recibir el feedback de su evaluación. Conocer las razones que había detrás de su rabia le ayudó a modificar su comportamiento y calmarse.”

“Otro alumno que tendía a ser problemático en las clases de matemáticas y ciencias, tuvo dificultades con el test de Velocidad y precisión numérica del GIA. Esto significaba que tenía problemas para procesar con rapidez conceptos numéricos. El estudiante necesitaba frenarse y darse a sí mismo más tiempo para asimilar la información numérica. Una vez que el alumno y los profesores entendieron la causa de su comportamiento, fueron capaces de manejarlo con mayor eficacia, resultando en una mejora de su comportamiento y de sus calificaciones.”

Los informes de Thomas facilitaron un lenguaje común entre los educadores y los alumnos, permitiendo a los estudiantes hablar en términos reales sobre sí mismos. Esto permitió un diálogo más realista entre ambas partes de lo que antes hubiera sido posible.

Los resultados muestran que las evaluaciones de Thomas tienen enormes beneficios, de todo tipo y para todo tipo de alumnos. El tiempo invertido en la formación del personal (cuatro días), la realización de las evaluaciones y el feedback individualizado a cada alumno es un precio muy bajo que pagar por tales beneficios. Los alumnos acabaron gratamente satisfechos con la experiencia y sintieron que cada uno de ellos tenía la oportunidad de pasar por el proceso de feedback y desarrollar su autoconocimiento.”

Próximos pasos

“Estamos repitiendo el proceso con los alumnos de décimo curso usando la evaluación de comportamiento (APP) y la evaluación de aptitudes y capacidades (GIA). El programa hace hincapié en el autodesarrollo – capacitar a los alumnos para que mejoren por sí mismos – y, como consecuencia, mejorar la atmósfera y la calidad de las clases.”