Desarrollo del equipo de dirección

Selección y desarrolloRendimiento

Asegurarse de que su equipo de alta dirección esté formado por personas con habilidades de liderazgo de alto nivel y con la capacidad para trabajar juntos de manera dinámica y eficaz, es vital para conseguir un colegio con alto desempeño. ¿Cómo puede ayudar a su equipo a obtener lo mejor el uno del otro y de sí mismos?

Su equipo de dirección es responsable de guiar y dar forma al camino en que su institución avanza, mientras que también guían los valores de su plantilla de profesores y de sus alumnos. Podemos ayudar a los líderes a conocerse mejor y a aplicar este conocimiento como punta de lanza del éxito.

Elaborar el perfil de su equipo de dirección puede ayudarles a conocer cómo sacar lo mejor de sí mismos y de los demás, así como a identificar carencias y a determinar los requerimientos de compatibilidad cuando seleccione nuevos miembros para el equipo.

 

Dinámicas de equipo

El primer paso para un gran trabajo de equipo para su equipo de dirección es doble: conocerse a sí mismos y conocer a los demás. Proporcionándoles una visión de cómo se comportan ellos y los miembros del equipo, cómo se comunican, sus fortalezas y sus áreas de mejora y sus motivadores, les da las herramientas para trabajar juntos con éxito.

Evaluar cuáles son las fortalezas individuales y del equipo le permite valorar qué está fallando, si está fallando algo.

 

Tener una visión clara de los comportamientos y de los niveles de inteligencia emocional de su equipo le permite evaluar si tiene alguna carencia de habilidades. Todo buen equipo necesita una combinación de fortalezas que cubran todos los aspectos – un equipo lleno de gente orientada a procesos probablemente sea ineficaz, al igual que un equipo lleno de personas innovadoras con montones de ideas y poco seguimiento.

Inteligencia emocional

La diferencia entre un líder aceptable y un líder excepcional a menudo reside en la inteligencia emocional. Los líderes emocionalmente inteligentes tienen autoconocimiento, son excelentes comunicadores y pueden adaptar su comportamiento para adecuarlo a las diferentes situaciones. Pueden manejar eficazmente el estrés, la baja moral, el conflicto y el cambio.

Explorar los niveles de inteligencia emocional crea un ambiente de entendimiento que aumenta el autoconocimiento entre sus líderes y puede usarse tanto para seleccionarlos como para su desarrollo.
 

Comunicación

Esto puede ayudar a los empleados a aprender cómo sacar lo mejor de cada uno y, en última instancia, mejorar las habilidades de trabajo en equipo. Cuando se rompen los canales de comunicación, también lo hace el desempeño, lo que puede tener un gran impacto en los resultados y en el rendimiento de la organización.

Un colegio con alto desempeño

Una vez que su equipo de dirección esté trabajando junto con eficacia, estarán en posición de mejorar el desempeño en el colegio. Estarán preparados para liderar a su plantilla de profesores y a sus alumnos hacia mejores resultados, creando un colegio sobresaliente.