Compromiso de los empleados

Benchmarking y people analyticsLiderazgo

El compromiso de los empleados es un tema permanente dentro del mundo de los negocios. Cuando la gente crece, también lo hacen las organizaciones para las que trabajan. Por el contrario, los empleados desmotivados pueden ser un lastre para las empresas. Cuando a las personas les falta motivación, es poco probable que den lo mejor de sí mismas, son menos productivas y es más probable que se marchen – incrementando la rotación y sus costes asociados.

Sólo un tercio de los empleados en el Reino Unido dicen estar comprometidos en su trabajo - eso supone 20 millones de trabajadores que no están rindiendo a su plena capacidad. La productividad en el Reino Unido es un 20% más baja que en el resto del G7.

Engage for Success


Invertir tiempo y esfuerzo en motivar a los empleados es esencial en cualquier organización e investigar en este tema proporciona estrategias claras que le ayudarán a sacar lo mejor de su gente.

¿Qué motiva a los empleados?


La respuesta a esta pregunta que aparentemente no ayuda es "depende".

La teoría de los dos factores de Herzberg dice que hay dos conjuntos diferentes de factores que causan la satisfacción y la motivación en el trabajo. Los factores de higiene causan insatisfacción y puede estar relacionados con las políticas, las condiciones de trabajo, el salario, el estatus y la seguridad. Sólo cuando se cumplen estas condiciones los empleados puede estar motivados eficazmente.

Una de las conclusiones más importantes de esta teoría es que hay que pagar lo suficiente a la gente para que el dinero no sea un problema. Un apoyo adicional a esta conclusión es el resultado de una investigación que muestra que el dinero no es un gran motivador en tareas que requieran habilidad cognitiva. Pague a sus empleados justamente y tendrá la oportunidad de motivarles. Págueles demasiado y el impacto será menor en la motivación y la productividad.

Cubiertos los factores básicos, puede empezar a explorar maneras de motivar a los empleados mediante factores de motivación como el logro, el reconocimiento, la responsabilidad, el progreso y el crecimiento personal. Esta idea se ha simplificado dando lugar a tres elementos fundamentales de motivación: autonomía, maestría y propósito.

Cómo motivar a los empleados – su estrategia de compromiso


Autonomía

Las personas rinden mejor cuando tienen el control de su propio trabajo. Esto incluye tener libertad para gestionar su propio tiempo y decidir dónde, cuándo y cómo realizar su trabajo. Independientemente del nivel o del rol del empleado, normalmente existen oportunidades de aumentar los niveles de autonomía. En algunos roles puede ser práctico simplemente entregar el control de cómo hacer el trabajo y centrarse en medir el resultado. Cuando esto no es posible, pequeños cambios como permitir a la gente organizar y decorar su espacio de trabajo como ellos deseen o tener algo de flexibilidad sobre las horas de trabajo son un paso en la dirección correcta. 

Maestría

La maestría es nuestro deseo de ser mejores en el trabajo que hacemos para crecer como personas. La gente necesita tener oportunidades, mediante su trabajo, para perfeccionar las habilidades existentes y para aprender nuevas. Esto no significa necesariamente pagar por un sinfín de cursos de formación para toda la plantilla. Se trata de discutir sobre las ambiciones y los intereses de la carrera con cada empleado y conciliarlos con las necesidades del negocio. Recibir mentoring por parte de un compañero experimentado o dedicar tiempo en un departamento diferente para aprender una nueva habilidad puede ser bastante para que las personas sientan que están avanzando.

Propósito

Entender por qué estamos haciendo algo nos ayuda a seguir avanzando hacia nuestra meta. El propósito es el sentimiento de estar contribuyendo a algo significativo más allá de nosotros mismos. Para una organización, esto significa compartir su visión (no sólo sus objetivos de ventas) y señalar el impacto que quiere que tenga su empresa.

La motivación es vital para impulsar el compromiso de los empleados, su satisfacción y su desempeño. Sin motivación, existe el riesgo de un bajo compromiso y de absentismo, así como problemas con la retención. Es importante identificar a los empleados que no están comprometidos y están desmotivados para poder reconducir la causa. Cada empleado debería ser tratado como único y es fundamental que los directores entiendan las diferentes cosas que motivan a cada uno de sus subordinados directos. Por ejemplo, aquellos que estén motivados por factores externos necesitarán plazos e incentivos con el fin de que rindan, mientras que aquellos que tienen motivaciones internas tendrán sus propios impulsores internos que respaldarán su desempeño en el trabajo.

Cómo motivar a los empleados en el trabajo es esencialmente tratar a las personas más como individuos. Es importante darse cuenta del deseo innato de cada persona por contribuir, desarrollarse y tener autonomía y construir estructuras que lo hagan posible. Thomas puede proporcionarle las herramientas necesarias para conocer cómo motivar a sus empleados y guiarle en la implantación de una nueva estrategia para conseguir que los empleados estén comprometidos.