St Benedict’s Secondary School

John Lewis CSR, PartnershipChichester College

"Ayudar a los estudiantes a tener mayor conciencia de sí mismos les dio poder para manejar su propio comportamiento y resolver cuestiones y problemas por sí mismos".

St Benedict es una pequeña escuela superior católica, que acepta estudiantes de entre 13 y 18 años. La escuela tiene una calificación sobresaliente otorgada por Ofsted, está ubicada repetidamente entre las mejores escuelas de Suffolk según GCSE y los resultados del nivel A, y tiene una de las primeras posiciones en las tablas de la liga nacional. La declaración de misión de la escuela es hacer de los alumnos 'cristianos eficaces para el mundo moderno'. Al reconocer la importancia especial de cada alumno individualmente, buscan garantizar que todos reciban la ayuda y orientación necesarias para desplegar todo su potencial.

El desafío

Andy Watts, Vicedirector explica: "La escuela sentía que algunos de los estudiantes no lograban desplegar su potencial como resultado del desinterés o de un mal comportamiento. Queríamos reducir el número de indicadores de desempeño negativo para este grupo, entre ellos las exclusiones externas, inclusiones internas, expulsiones de clase y referencias negativas".

La solución

La escuela hizo un estudio piloto usando las evaluaciones de Thomas para mejorar el desempeño de los alumnos que no alcanzaban su máximo potencial y el comportamiento de los estudiantes conflictivos.

La intención era que los estudiantes tuvieran mayor conciencia de sí mismos y alentarlos a asumir en persona mayor responsabilidad sobre su comportamiento.

El estudio fue solventado por St Benedict y por el Concejo Local. Se capacitó a seis miembros del personal en diferentes funciones (incluido el Director de Inglés, Director del Año, Asesor de Apoyo al Comportamiento y un Asesor de Conexiones) para administrar, interpretar y hacer la devolución de la evaluación de Perfil Personal de Thomas (PPA), el test de Aptitudes y Capacidades (GIA) y el test de inteligencia emocional (TEIQue).

Se identificaron 63 estudiantes del 10mo año como participantes potenciales para el estudio y se incluyeron en dos grupos: los que demostraban un comportamiento 'problemático' y los que no alcanzaban su máximo potencial por desinterés o que simplemente 'iban a la deriva' por la escuela.

Los resultados

"El impacto de estas evaluaciones fue enorme, con una reducción de más del 90% de las exclusiones externas, inclusiones internas, expulsiones y referencias negativas".

"Entre la mayoría con baja asistencia, su concurrencia a clase mejoró y las recomendaciones positivas aumentaron de 1 en el período anterior a las evaluaciones a 28 después de hacer las devoluciones posteriores a la evaluación".

Una vez que los estudiantes recibieron las devoluciones, su comportamiento cambió rápidamente. Ayudar a los estudiantes a tener mayor conciencia de sí mismos les dio poder para mejorar el manejo de su propio comportamiento y para resolver cuestiones y problemas.

"Por ejemplo, un alumno que era agresivo en clase y dedicó una cantidad de tiempo importante a la unidad de inclusión transformó su comportamiento después de recibir la devolución de su evaluación. Comprender las razones detrás de su enojo le ayudó a modificar su comportamiento y a calmarse".

"A otro alumno que solía molestar en las clases de matemática y ciencias le costó mucho la prueba de Velocidad y Precisión Numérica GIA. Esto significaba que tenía dificultades para procesar conceptos numéricos con rapidez. El alumno necesitaba bajar la velocidad y darse más tiempo para asimilar información numérica. Una vez que el alumno y sus docentes comprendieron la causa de su comportamiento pudieron abordarla con mayor efectividad, lo que mejoró su comportamiento y sus calificaciones".

Los informes de Thomas brindaron un idioma común entre docentes y estudiantes, lo que permitió a los alumnos hablar en términos reales sobre sí mismos, en lugar de hacerlo en 'lenguaje de docente'. Esto favoreció un diálogo  entre las partes más realista de lo que antes hubiera sido posible.

Los resultados muestran que las evaluaciones de Thomas generan enormes beneficios, de todo tipo y para toda clase de estudiante. El tiempo invertido en capacitar al personal (cuatro días), hacer las evaluaciones y las devoluciones individuales a los estudiantes (uno por clase) es un pequeño costo en función de los beneficios. Los alumnos fueron influenciados en forma extraordinariamente positiva por la experiencia y sentían que todos deberían tener la oportunidad de atravesar el proceso de devolución y desarrollar la conciencia de sí mismos".

Pasos siguientes

"Ahora estamos repitiendo el proceso usando la evaluación de Perfil Personal (PPA) y el test de Aptitudes y Capacidades (GIA) con nuestros actuales alumnos de 10mo año. El énfasis del programa está en el desarrollo personal —dar poder a los estudiantes para que mejoren por sus propios medios— y, como consecuencia, mejorar la atmósfera y la calidad de las clases para todo el año".

Contact us to find out more