Retención

ComportamientoOrientación vocacional y profesional

La retención es cada vez más un tema de preocupación para las instituciones educativas, en particular en el ámbito de la educación terciaria y superior. ¿Cómo puede estar seguro de que cuenta con los alumnos correctos en los cursos correctos? La elaboración de perfiles de comportamiento respalda la elección de los estudiantes respecto del curso y el entorno de aprendizaje correctos y ayuda a identificar posibles factores que contribuyen a la deserción.

Elegir el camino correcto

Nunca resulta simple decidirse por un camino de estudio o carrera, entonces ¿cómo puede ayudar a los estudiantes a elegir el camino correcto para ellos que, a su vez, aumentará la retención?

Al comprender el modo preferido de comportarse y trabajar de un estudiante, puede trabajar con él para combinar su comportamiento con un curso apropiado.

Cada tema o curso tiene distintas exigencias de comportamiento, por lo que resulta crucial encontrar una combinación apropiada. Los estudiantes que poseen el conjunto de habilidades y estilo de trabajo indicados para su curso tienen más posibilidades de permanecer cautivados a lo largo de toda la duración del curso y de permanecer en la facultad o universidad.

Promover la conciencia de sí mismos entre sus estudiantes también les dará la confianza y motivación para trabajar en pos de los objetivos correctos para ellos. Comprenderán sus fortalezas y cómo usarlas para trabajar para un futuro brillante.

Mantenerlos allí

Entonces ya tiene a los estudiantes correctos en los cursos correctos, pero ¿cómo hace para mantenerlos allí? ¿Cómo puede estar seguro de estar ofreciendo el mejor apoyo para asegurarse de que los alumnos estén interesados y desarrollen su verdadero potencial?

Al conocer el modo en que se comportan sus estudiantes, sus fortalezas y aspectos en los que trabajar, usted puede modelar el apoyo que les brinda de la manera más provechosa para ellos.

Usted estará mejor equipado para modificar la enseñanza, el aprendizaje y la evaluación de la manera más provechosa para sus alumnos. Los aspectos individuales por desarrollar se pueden identificar fácilmente y es posible ofrecer el apoyo adecuado para fomentar el compromiso con sus estudios.

Todos los alumnos responden de manera diferente a métodos de manejo del comportamiento, por lo que al conocer cómo prefieren comunicarse y qué los motiva y desmotiva, usted podrá modificar su estilo de manejo del comportamiento para sacar lo mejor de sus alumnos. Los alumnos también pueden usar información sobre su comportamiento para mejorar su conducta por sí mismos. Los alumnos con conciencia de sí mismos comprenden el impacto que su comportamiento tiene sobre otros y saben cómo motivarse.

Mejorar el comportamiento y reducir el número de exclusiones, de referencias negativas y de deserciones potencia el interés. El resultado es un grupo de estudiantes interesados y motivados que están en el camino correcto para ellos y que saben cómo usar sus fortalezas para alcanzar sus metas.