Trabajo en equipo

Gestión de talentosRetención

¿De cuántas maneras es posible decir "este equipo no trabaja bien en conjunto"? ¿No es funcional? ¿Está desunido? ¿Se ve inhibido? Sea cual fuera el modo en que lo defina, un equipo que demuestra comportamientos poco saludables necesita apretar el botón "reiniciar" y aprender habilidades de trabajo en conjunto.

Con frecuencia, la raíz del problema en equipos disfuncionales está relacionada con suposiciones sobre funciones, responsabilidades, habilidades y conflictos entre individuos. La causa es a menudo la falta de claridad. Esto genera desconfianza, lo cual impide el logro exitoso de objetivos en cualquier equipo.

El mejor momento para poner un equipo en el camino correcto es cuando está recién formado. No obstante, muchos equipos trabajan juntos hace bastante tiempo y todavía no están funcionando bien.

Independientemente de si su equipo se ha formado recientemente o ya lleva tiempo trabajando en conjunto, volver a lo básico para desarrollar una base sólida es un buen punto de partida.

Comprendiendo la dinámica de su equipo

Si pregunta a alguien sobre su equipo, es normal que reciba una serie de hechos y cifras sobre los logros académicos y profesionales de los integrantes. A menudo existe una suposición corporativa de que las personas que son excelentes técnicamente deben naturalmente trabajar bien en equipo. Esta suposición demuestra ser errónea una y otra vez.

Obviamente, no hay duda de la importancia de tener un equipo con las habilidades técnicas y los conocimientos necesarios para el trabajo, pero ¿cuántos equipos tienen en cuenta el comportamiento? Este elemento fundamental es generalmente la pieza que falta.

Dar a su equipo las herramientas necesarias para entender profundamente cómo se comportan, sus fortalezas y limitaciones, así como sus estímulos lo ayudará a crear un ambiente de comprensión que permitirá desarrollar habilidades eficaces de trabajo en equipo que satisfagan las preferencias de todos los miembros.

Descubrir las preferencias emocionales y de comportamiento de los individuos facultará a los equipos para sacar sus propias conclusiones sobre la mejor manera de comunicarse, cómo motivar a los demás y, en consecuencia, cómo desarrollar habilidades de trabajo en equipo que tengan más influencia en el desempeño.

Identificar las carencias

¿Qué sucede si hay un vacío en su equipo? ¿Cómo puede asegurarse de seleccionar a alguien que se adapte a la dinámica del equipo actual?. El benchmarking de comportamiento puede ayudarlo tanto a identificar las carencias como a seleccionar a las personas adecuadas.

Observe los comportamientos de su equipo actual; establezca una cultura ideal, estilos de funciones y liderazgo necesarios para alcanzar los objetivos del negocio.

Este modelo le permitirá comparar el equipo ideal con el existente, comprender si es posible que una persona nueva se adapte a la cultura del equipo y detallar la composición del equipo y el rol de cada individuo dentro de éste.

Un análisis objetivo del equipo real y el ideal es fundamental para minimizar el riesgo de desarrollar un equipo sin las habilidades necesarias para alcanzar el éxito.

¡El feedback es importante!

Todos necesitamos personas que nos den feedback. Así es como mejoramos.

Bill Gates

Esto es una verdad tanto para equipos como para individuos.

El feedback 360 es fundamental para ayudar a los equipos a reconocer cómo es percibido su comportamiento dentro de la empresa. ¿Está funcionando la dinámica del equipo? ¿O está teniendo un impacto negativo en la percepción del equipo en la organización?

Con la apertura de su equipo al feedback de otras personas, usted recibirá sugerencias y recomendaciones que pueden ayudarlo a transformar un buen equipo en excelente.

Mantenerlo

Una vez que haya establecido una base sólida, ¡manténgala!. El compromiso de hacer mejoras y cambios, tanto para el equipo como para los individuos, que aumenten el desempeño y aprovechen al máximo las fortalezas garantizará que su equipo trabaje en conjunto de la manera más eficiente posible. 

¿Por qué no implementar cursos de capacitación para su equipo?. Esto no solo ayudará a mejorar las habilidades interpersonales, sino que también ofrecerá una fantástica oportunidad para formar equipos y relaciones. Mostrar su apoyo para capacitar el grupo asegurará que los integrantes desarrollen un sentido de confianza y reconocimiento dentro de la empresa. Cuando los miembros de un equipo pueden confiar los unos en los otros y trabajar de manera cooperativa, la motivación aumenta y los objetivos son más fáciles de alcanzar.

Cuando los miembros de un equipo trabajan bien juntos, no hay casi nada que no se pueda lograr. Asegúrese de tener una visión amplia al analizar sus equipos e incremente la posibilidad de desarrollar un equipo con alto desempeño.